Roseta hexapetala

De Biquipedia
Ir ta: navego, busca
RozetaSolarSymbol.svg

A roseta hexapetala u roseta hexafolia ye o tipo de religada más común en l'Alto Aragón, consiste en seis linias curvas cerratas iguals con simetría radial arredol d'un centro que fa d'eixe senario. Bellas rosetas chuntas forman a "flor d'a Vida".

A roseta en culturas prehistoricas y protohistoricas[editar | editar código]

Roseta entallata en fusta procedent d'a redolata de Sanok, en a costera norte d'os Carpatos y d'a Cultura de Czerniachow, cultura desembolicata baixo dominio godo

A roseta como simbolo ya existiba en a edat de bronze, quan en Europa se daron os cultos solars con más intensidat, y se crei que como os trisquels, cuatrefuellas y esvasticas son simbolos solars.

Os pueblos celtas y italos emplegaban iste simbolo. En l'arte celta de La Tene, aimant d'as formas curvas, lo veyemos por eixemplo en o Caldero de Gundestrup chunto con elefants.

A roseta en l'arte román[editar | editar código]

Os romans lo emplegaban muito, y pa os hispanorromans simbolizaba o Chupiter hispán, sincretismo entre o Chupiter latín y divinidatz indichenas como "Candamius". Eduardo Peralta Labrador comenta en "Estelas discoideas de Cantabria":

Según J.M. Blázquez los hispanos indoeuropeos suponían que el cielo era la morada de los muertos y el dominio de la divinidad suprema -representada por el sol-, lo que indica una concepción astral de la otra vida. En la Galia la rueda y la rosácea hexapétala eran el símbolo del Júpiter galo (Taranis). A este respecto R. Lefort des Ylouses y J. J. Hatt han demostrado la ambivalencia de la rosácea, la svástica y la espiral como símbolos del sol y del rayo empuñado por Taranis, divinidad del cielo y de la tormenta. J. M. Blázquez mantiene que las svásticas y las rosáceas que coronan las estelas hispano-romanas representaban también al sol y al rayo, estando asociadas al culto a Júpiter, dios supremo de los cielos y de la tormenta que, por el fenomeno del sincretismo religioso, se asocia al dios supremo de los cielos al que los indígenas daban culto con diferentes nombres en las cumbres de las montañas, tratándose probablemente del Júpiter-Candamio que conocemos por la epigrafía. En el territorio de los astures y de los cántabros se tiene constancia de la existencia de un Júpiter Cantábricus y del culto a Taranis.

A roseta como simbolo pagán asimilato por l'arte cristián[editar | editar código]

Amanix en l'Arte romanico. En l'Alto Aragón pueden veyer-se en muitas ilesias romanicas.

Huei en o sud d'os Alpes se diz sol d'os Alpes, igual que bellas cardinchas, indicando bien clara a suya simbolochía solar. En o Pirineu as cardinchas se posan en as finestras y reportals d'as casas pa esbarrar a las bruixas. Se diz que o mesmo Carles Magno culliba cardinchas pa curar-se o figado.

En l'arquitectura tradicional pirenenca y espanyola, iste simbolo se marca muito a sobén en os reportals de casas, graners y tamién obchectos ornamentals, y pareix que huei iste simbolo s'emplega como símbolo protector-benefactor.

José Manuel Gómez Tabanera preba d'esplicar cómo a roseta esdevinió un simbolo común en l'arte cristián d'a Peninsula Iberica:

En la Península Ibérica, la hexafolia, al igual que la swástica, goza de particular predicamento entre diversos pueblos indígenas, particularmente el País Vasco y Cantabria, pero también el ámbito astur-galaico y gran parte de Celtiberia, asumiendo casi siempre una significación celeste/astral que quizá expresa la esperanza en la inmortalidad y en la eternidad...(...)
Se impone tempranamente en el arte decorativo de las estelas discoideas, abundando en diversas regiones pirenaicas de la vertiente hispana y en Euskalherría. Con independencia de tales derivaciones, es posible que, como legado indoeuropeo o celta, se incorporase al arte "oficial" visigodo desde donde pasaría al pre-románico y al románico y a épocas subsiguientes, subyaciendo en el arte popular en el que será usado en un sinfín de realizaciones, desde decoración de hórreos y paneras a zuecos o madreñas.

En l'aria de Zakopane y monts Tatra (Polonia) ye un simbolo recurrent en os reportals d'as casas tradicionals de fusta e ilesias (y tamién d'o suyo interior). En polaco recibe o nombre de Kołomir. Un buen eixemplo en ye a Capiella d'o Sagrato Corazón de Chesús en Jaszczurówka

rosetas en o interior d'a Capiella d'o Sagrato Corazón de Chesús en Jaszczurówka

A roseta en l'artisanía popular[editar | editar código]

Hexapetala en un chicotén.

Os pastors entallan rosetas en figuras que posaban en os collars d'as uellas como elemento protector.

Rosetas en Teruel[editar | editar código]

Una d'as més antigas representazions de roseta en Aragón provién d'o chacimiento ibero-román d'o Cabezo d'Alcalá (Zaila), en o tozuelo d'un toro de bronze que yera en un posible templo.

En l'este d'a provincia de Teruel tamién se'n troban belunas, amás famosa y espectacular a de Mirambel. As rosetas en Teruel no son tan comuns como en o Pireneu actual, pero clama l'atención lur pervivencia dende epoca romana:

Galería d'imachens[editar | editar código]

Bibliografía[editar | editar código]

Vinclos externos[editar | editar código]