Ir al contenido

Zalmoxen

De Biquipedia
Iste articlo ye en proceso de cambio enta la ortografía oficial de Biquipedia (la Ortografía de l'aragonés de l'Academia Aragonesa d'a Luenga). Puez aduyar a completar este proceso revisando l'articlo, fendo-ie los cambios ortograficos necesarios y sacando dimpués ista plantilla.

Zalmoxen ye un personache historico que reformó la relichión politeista daca y que dimpués lo consideroron como principal dios de lo panteón de la relichión que él heba aduyato a creyar, prenendo elementos tanto de dioses de la tierra u sotorrans como de dioses celestes u atmosfericos.

Mencions en fuents aragonesas[editar | modificar o codigo]

Ye mencionato como Salmoxe en la "Grant Cronica d'Espanya", compilación historica de Chuan Ferrández d'Heredia:

& apres huuieron a diceno. & ap(re)s a salmoxe el q(u)al fue gra(n)t philosopho & muyt sauio e(n) sçie(n)çia moral segu(n)t que muchos auctores ystoriografos

Lo mencionan en la cronica de Sant Chuan de la Penya como Calmoxen (con una error de no escribir bien Ç) en la lista de reis godos pagans, talment seguindo l'eixemplo de la Cronica General d'Alifonso X de Castiella a on sale como Zamolxen.

El primer rey con qui exieron los ditos godos de la dita isla huuo nombre Virig el cual fué buen batallero. Et muerto el dito Virig regnó sobre los ditos godos el rey Gaderico, et fué buen rey. Et depues de -14- aquesti regnó su fillo Fillimer. Et depues de aquesti regnó Zuera. Et depues de aquesti regnó Diameu. Et depues de aquesti regnó Calmoxen; et depues de aquesti Acanauso; et depues de aquesti Galafus; et depues de aquesti Calefus; et depues de aquesti Eurefilo; et depues de aquesti Gertufta; et depues de aquesti Dizaneu; et depues de aquesti Deorpeneu, et depues de aquesti regnó Stregot; et depues de aquesti regnó Gniua; et depues de aquesti Arrias; et depues Auriaro; et depues de aquesti Teberich; et depues de aquesti Exmanarich; et depues de aquesti regnaron Federich et Acenaricuo, et regnaron entrambos ensemble. Mas Acenaricuo sobreuiuió et regnó todo solo