León V l'Armenio

De Biquipedia
Ir ta: navego, busca
León V l'Armenio
Emperador d'o Imperio Bizantín
Leo5.jpg
León V

813 - 25 d'aviento de 820
Predecesor Miguel I Rangabé
Succesor Miguel II

Naixencia 775
Muerte 25 d'aviento de 820
Pai Bardas

León V l'Armenio estió Emperador d'o Imperio Bizantín dende l'11 de chulio de 813 dica o 25 d'aviento de 820. Ye naixito en 775 y morió o 25 d'aviento de 820 en Costantinoble. En o "Libro d'os Emperadors" li dedican un capítol: "Del imperio de León de Armenia", pero tamién en charran en o capítol anterior, quan albandona a Miguel II.

Mientres o emperador Miguel I Rangabé luitaba contra os bulgaros, León l'Armenio lo abandonó en o campo de batalla, y dirichió una revuelta contra él.

Como León de Armenia fue venido a Contastinoble, entró en el palacio de continent e espullose l'alba que tenía o que traía e diola a Micali Trevló, el cual en continent se la vestió. Aquesti fue senyal que Micali devía succeír en el imperio al dito León. Encara aquel mismo día se esdevino que, seyendo vestido León imperialment por su triunfo, veniéndole de zaca aquel dito Micali, porposole la ropa imperial. La cual cosa sentida por León, non jutgó seyer buen senyal a ello E encara fue antes profetizado que la corona imperial devía venir ad aquestos dos, es a saber, a León e a Micali, peró que Vardanio, capitán e patricio, entendiendo començar a la tiranía por el grant desseo que havía de la corona imperial, fue en Philomili, que era un hombre de santa vida, el cual por espiración dizía algunas cosas que eran a venir. E por aquesta occasión el roto Vardanio fue a él e manifestole su coraçón e demandole Si aquello devía venir a fin de haver el imperio. Aquel santo hombre le dixo assí: que, si non renunciás a la voluntat de su coraçón e purament quisiés renunciar de la tirannía, no solament que no vencía a fin de su entención, mas encara perdría el haver e la vista. E con tal respuesta se partió Vardanio malenconioso. E queriendo puyar a cavallo, los ditos León e Micali e encara un otro que havía nombre Tomaso le levaron su cavallo. En aquesti instant fízose el santo hombre a su finiestra, clamó al dito Vardanio e dixo aquestas palavras: Assí como te dixe, tu dreito e Dios no te dará jamás la corona imperial, mas de aquellos tres que te levaron tu cavallo, León e Micali, sin ninguna cosa o falta, el uno e l'otro serán emperadores; mas Thomaso comiença tanto en el fecho de la tiranía a vestirse los signos imperiales, mas no venrá a fin de su intención, antes será destrovido. E tal respuesta huyo Vardanio de aquel contemplador. El cual con toda aquella respuesta no fazía res en tirarse de la tirannía; mas aprés, él fue preso, e tirado todo su haver, e cegado de la vista.

Una vegata emperador aturó l'abance bulgaro enta Costantinoble, derrotó a lo can Crumo y establió una tregua de trenta anyatas con o can Ormutag, succesor de Crumo.

Cuando el emperador León començó a senyorear e governar l'imperio, fizo capitán de la gent d'armas a Micali Trevló e regidor en su palacio, e a Thomaso fizo capitán de la legión clamada federati. En aquel tempo, seyendo corridas las partidas de Traque de los búrgaros, el emperador envió sus embaxadores a Crumo, senyor de Burgaria, por tracto de paç; mas él, puyado en soberbia por la victoria que havía havido, refusó la paç. E el emperador, vidiendo la superbia de Crumo, fizo huest sobre él. Mas encara la fortuna victoriosa se tenía con la part de los búrgaros, que los griegos se metieron en fuir, e los búrgaros, creyendo haver vencido, esderramáronse todos por el campo menos de orden. E el emperador, estando en soma de un colladello por reguardar la batalla, vidiendo su gent fuir e seyer seguidos de los enemigos, con buenas paravlas e pregarias fizo mover los suyos. E con vigor e con coraçón ardido sallieron a los enemigos súbitament e improvisa, porque los búrgaros eran sin orden. E en poca de ora fueron de los griegos esconfitos e muertos la mayor part; e aprés, que fallió mui poco de seyer preso Crumo (el cual escapó con mui pocos), que era caído del cavallo ferido, sino que los suyos lo circundaron e lo defendieron entro que fue a cavallo; e assí escapó.

León V l'Armenio prebó fer oficial a iconoclasia pa enfortir o poder imperial, con a excusa d'os fracasos militars d'os suyos predecesors iconodulos. O segundo periodo de iconoclasia estió menos fuerte, y se trobó con a oposición d'o patriarca de Costantinoble Niceforo y de Teodoro Studita.

Aprés la ruta esconfita de los búrgaros, el emperador tomó a Contastinoble con victoria. Mas no luengo tempo aprés, començó enrabiarse contra las santas imágines. De dó le vino aquesta heretgía, aquí lo contaremos por orden. Aquesti emperador Leo, queriendo pagar e regrauar al contemplador de la prophicía que havía prophetizado sobre él, enviole algunas cosas en present con un su servidor; e el dito contemplador ya era passado de aquesta vida, maguer que no lo sabía el emperador. Entró en su cella un otro, enemigo e perseguidor de la santa fe e de las imágenes. Aquel escudero, cuidando que aquel fues el contemplador a qui iva el present, favló con él. E aquel malvado envió al mensage con tal respuesta: .Yo, no me poría sofrir el coraçón de prender pressent de hombre idólatro». Encara dixo que en breu sería privado del imperio e de la vida si no cessás de la adoración idólica. Clamava ídolas las santas imágines. Las cuales palavras metieron el emperador en gran pensamiento, tanto que las manifestó a un su fiel amigo que le dizían Teódoto Melismo demandándole de consello sobre aquesto. El cual amigo de tempo antes era seído de aquella opinión erética que las santas imágines no fuessen adoradas de cristianos, porque aquel ora por el dito que aquel mal vengue queriendo fer inclinar el emperador ad aquesta error, pensó enganyarlo con malicia. Nol dio consello sobre su demanda. Mas, sabiendo que un monge era de la dita intención, fizo semblant que pensava sobre la demanda del emperador e dixo que sabía un monge sufficient a declarar la dita demanda. E dio consello al emperador que.l demandás sobre aquel dupdo como hombre de sancta vida e propheta e que aquel le diría lo que deviesse fer. Editas aquestas paravlas, Theódoto vidiendo que su consello plazía al emperador, de continent fue al monge e díxole la demanda que el emperador fazía a él, e que el emperador devía ir a él desfreçado e desconocido. E díxole que lo recibiesse como emperador, diziendo que por inspiración divina lo sabía. Aprés le dixo qué consello le devía dar sobre aquesto. Assí que el emperador fue ad aquel monge diabólico e levó con sí aquel su amigo, desfreçado e sin companyía. E cuando el monge lo vio, fizo semblant que cuasi el Espíritu Santo le había denunciado la venida del emperador, e recebió al dito emperador con mui grant reverencia, diziéndole aquestas paravlas: << o emperador, no escondaes la dignidat que Dios te ha dado e goárdate bien, que tú e tus súbditos son idolatrios e no pas buenos cristianos. E si tú no quieres destruvir las ídolas de las esglesias, sabi que en breu tempo el imperio e la vida te fallirán e irás en los turmentos e penas etemales. E si tú lo farás, será tu vida luenga e el imperio bienaventurado». Aquestas paravlas dixo al emperador aquel diabólico monge, faziendo unglas agudas ad aquel en la tiranía contra los cathólicos cristianos. Mas el emperador, no sabiendo res de la malicia ni del enganyo de aquel su amigo, fo fuert espantado en aquellas palavras, que començó a enrabiarse contra las santas imágines assí asprament como una fuert tempesta. E assí se turbó el navilio de Dios, queriendo humiliar del todo la fe cristiana. E en breu fizo mandamiento por todo el imperio que las santas imágines fuessen destruidas e sacadas de las esglesias.

Deposó a lo patriarca de Costantinoble Nicoforo por no aprobar a suya politica iconoclasta y lo sustituyó por atro patriarca més d'alcuerdo con a suya politica:

Al cual malvado e erético mandamiento quería que el patriarca consentiesse. Mas el patriarca lo reprehendió de tal error, e con palavras e con libros demostrándole la verdat de la fe cathólica; e no se quería reconciliar. E govemávase la seu patriarcal por aquel santo hombre Niquiforo. E porque non quiso consentir a la malvestat, desterrolo, segunt dizen, aluent de Contastinoble. E antes de aquesti tempo, el dito patriarca havía dito la tribulación que a la Esglesia devía venir e a los cathólicos del dito León, que en el tempo cuando el dito patriarca coronava al dito León, cuando le miso la corona en la cabeça, aquel ora le pareció como si alguno con un agulla lo hoviés punchado. Avino una maravilla, e aquel patriarca yendo allá do el emperador lo enviá por mar en una barca a la isla que claman Precónisso, el abbat de un monesterio, sin veyer al patriarca ni sin saber nuevas d'él ni sin saber de su passada (el patriarca era en alto pélago, e él en terra), por espiración divina sintió la passada del patriarca e en continent fiz iluminar muitas torchas e fizo muito fumo de incens, assí como es usança de fer cuando el patriarca passa por algunt lugar o va en alguna esgleya o monesterio, que le sallen al encuentro con torchas iluminadas, assí como fazía aquella ora el dito Theofani, que de cosa aluent fazía honor ad aquel sancto patriarca Nicoforo. Mas el patriarca era en alto pélago rendiendo gracias a nuestro Senyor e a Theofani de su cortesía, maguer no se vidían el uno al otro. Aquellos de la barca do era el patriarca maravillávanse a quí rendía gracies el patriarca, e demandárengelo. E su respuesta fue que a Theofani amollogeta (*omologeta), abat del monesterio de Megagro. En aquel tempo, el dito Theofani encara no era homologeta, mas aprés lo fue, segunt las palavras de aquel santo patriarca. Tanta puxança ha la fieldat cuando es ajustada con virtut divina que ni fuerça de potestat ni ennumerable cantitat de riqueza ni sofismáticos rectóricos pueden tanto como la pura verdat cuando es aunida con la fe dreita.
Gitado de la seu patriarcal aquel santo hombre Nicoforo, fue feito patriarca Theódoto Cassidoro (*Cassitero), que non era a comparar con aquel santo hombre Nicoforo, el cual reluzía en la seu patriarcal e en toda la Esglesia de Dios como estatua de oro. En aquesta manera se fizo aquesti patriarca amigo del emperador León. En el tempo del imperio de Micali Rancavé havía una donzella de la emperadriç que la prendía el mal de la luna cada mes una vegada, e en aquella ora siempre dizía aquestas palavres: << Emperador, avalla de la cadira imperial e pártite de las cosas estranyas>>. Por que, aquesto feito por muitas bueltas, el emperador havía grant pienso e, haviendo fiança en aquel patriarca, favló con él sobre aquesti feito. El cual le conselló que en la ora cuando el mal prendiés a la donzella, que fues interrogada a quí pertenece la magestat imperial e cómo se clamava aquel e qué senyales havía. E aquesti consello plazió al emperador, e acomandó la dita interrogación al patriarca. Avino que la donzella huyo el dito mal e començó a dir aquellas palavras. E interrogada del patriarca a quí pertenecía seyer emperador, dixo que uno clamado León. E díxole qué forma havía; e más, que si fuese luego en continent al campo de la ciudat enta levant, encontraría en el camino dos hombres a cavallo, e aquel que cavalgava mulo, ad aquel pertenecié la magestat imperial. De las cuales palavras el dito patriarca, assí como a malicioso, non dixo ninguna cosa al emperador, mas passolo con otras palavras assí como millor le pareció, diziendo que ella, assí como a endemoniada, dizía lo que le vinía a la lengua, mas que sus palavras non havían ningún affecto (*effecto). E aprés en continent cavalgó e fue allá do ella havía dito e encontró al dito León e coneció todos los senyales. Assí que él lo apartó e dixo al dito León que por el Espíritu Santo le era revelado que él devía haver la dignidat imperial, e aquesto era cierto. E aprés le pregó que, cuando aquesto fues complido, que se acordass d'él. E con aquesto huvo conocencia e amistat con él antes que fues emperador. Assí que aprés, en el tempo de su imperio, aqueste Teodato (*Teódoto) obtuvo también la seu patriarcal en mérito de su prophicía. Mas, certas, la dignidat patriarcal fue venida del otro a esti como de salvador a destrovidor, o de pastor a lobo, o de doctor a seductor, o de santo a diablo.
Aquella ora, passado el dito Theódoto, favoreándole el dito emperador, a la seu patriarcal, començó blasmar e maldizir de todos aquellos que adoravan las santas imágines; e allá do trobava alguna imagen de santo o de santa la rastrava e la destruía del todo. E de otra part, el dito León se tomá contra los cristianos assí como fiero león, queriéndolos destruvir, pecó que aquel hombre diabólico patriarca non cessava inflamarlo e convertirlo en ira contra los cristianos. Assí como si havían batalla entre los fieles cristianos, assí eran bandeados e mal levados como impios e infieles. Encara, el primer cantor del palacio, seyendo de la dita heretgía, non cessava de comover al emperador en ira contra los cristianos e la destrucción de las santas imágines. Por que una vegada, leyéndose en la esglesia una prophicía de Isaías en que se contenían aquestas paravles: -¿El maestro ha afigurada su imagen?, ¿el argentero ha refusa su semblança?-, aquel qui la cantava de continent fue al emperador e díxole a la orella: << Ui, senyor, qué dize propheta Isaías e creilo firmamiente>>. Las cuales palavras el emperador, haviendo el coraçón escurido e turbio, non las entendió. El cual, como fiero animal, quería estruir los fieles cristianos que non querían seguir su malvada eregía; e tornosse assí aspro e duro contra ellos sforçándose por todo su poder o ferlos inclinar a la eresía o privarlos de la vista sin ninguna misericordia. Aquesti emperador naturalment era aspro e de fiera goardadura e fazía justicia sin piedat haver de ninguno, antes por poca cosa fazía grant justicia, en especial contra los crestianos. Aquesti fue aspro et contra los culpables, e a la governación imperial era deligent e presto de buena memoria, amando fuert la justicia. E quería mal aquellos que mantenían el tuerto. Una vegada vino delant d'él un su ciudadano con una suplicación: que uno de sus varones le tiró por fuerça la muller, e que havía fechos clamos al su jutge e que no li havía feta justicia. El emperador en continent fizo fer deligent examinación e trobó que açó era la verdat. Dixo muitas vilanías al su jutge e levole el officio; ad aquel que havía feta la fuerça enviolo a la cort que fos punido segunt orden de razón. Encara, aquest emperador, cuando ordenava capitán o governador o official a la gent de armas por todo el imperio, fazía hombres savios e discretos, segunt sabía que eran mester a cada una cosa. E no vendía los officios ni por pregarias los dava a hombres indignos e non sufficientes, ni a los avaros ni cobdiciosos de trasoro, ante él era cert bueno e de costumbre real el dito emperador León e sufficient a tal regimiento de principado e senyoria, excepto aquella mácula de eresía.

León l'Armenio engarcholó a Miguel Trevló por sospeitoso de conspirar en contra d'él, pero podió escapar y en pocas horas organizó l'asesinato d'o emperador, asesinato que sería en Santa Sofiya d'Istambul o día de Nadal. O emperador yera rezando solo debant l'altar con a guardia fuera d'a ilesia. Os conspiradors yeran vestitos de monches y sacerdotz.

Mas aquel sobredito Micali Trevló, el cual por fortuna fue exalçado, havía la lengua presta a dir mal e de blasphemar a todos; do por aquesta razón o occasión una vegada fue acusado al emperador que dizía mal d'él e que encara entendía tractar traición contra él. E fue feita aquesta accusación contra el dito Micali la vigilia de Nadal, e de continent fue preso e aduito al emperador e examinado sobre la ruta accusación. E sin ningún turment confessó que era verdat. Por la cual cosa fue condapnado a muert de fuego, e fue ordenado el lugar do se devía arder, en el palacio dentro uno de los fornos del vanyo imperial. Assí que, levándolo el emperador en persona, quiso seyer present de veyer su muert con sus ojos proprios. E haviendo aquesto oído la emperadriç, rogó al emperador que en aquel día por amor de la fiesta de Nadal que no fues quemado el dito Micali. Encara lo reprendía que no havía vergonya fer tal cosa en aquel día, que de cadaún devía seyer honrado. El cual por las pregarias de la emperadriç fue humil e manso (que siempre solía seyer aspro) , e fizo como la emperadriç dixo, diziendo tales palavras: << Aquesto yo fago como tú quieres, mas aprés tú e tus filletes sentiredes lo que se'nde avendrá>>.. E assí escapó Micali de la muert. Mas es bien de maravillar cómo el emperador dixo qué le devía venir, un tal hombre no proveitoso a su vida, vevedor de sangre humano, perseguidor e enemigo de las santas imágines; que por spracion (*inspiración) divina pudiesse dir aquello que havía a venir. Mas dízese que él lo sabía por una prophicía que el día de Nadal devía perder la senyoría del imperio e la vida. Encara, en la cambra do eran los libros imperiales, entre las otras cosas sí era uno do eran figuras de hombres e de bestias en diversas guisas; e era y escripta la declaración de cada una qué significava, o bien o mal. Entre las otras figuras y era un fiero león que havía en la esquina aquest senyal X, letra griega que.l dizen chi, e de çaga le estava un hombre con una lança, que dava al león en la esquina por medio de la letra passándolo de part a part. E tales cosas e semblantes eran en aquel libro; e, segunt dizen, eran de las prophecías de Sibila. E queriendo algunos saber qué significava el león con aquellos senyales que estava, enviaron al chiéstora, el cual dixo qu'el león significava que el día de Nadal devía seyer muerto el emperador, demostrando la declaración de Sibila qu'el león presentava persona imperial, e aquella letra X significava el día de la Natividat, e la lança significava que en aquel mesmo día de la Natividat de Cristo devía seyer muerto el emperador. E por aquestas cosas e prophicías se turbava muito el coraçón del emperador, e muito más por la visión que vido en suenyos su madre, que una nuit le pareció en visión que era en la esgleya de Sancta María, que vio una muller acompanyada de muitos hombres vestidos todos de blanco, e el esmalt de la eglesia todo pleno de sangre, e aquella ora le pareció oír un mandamiento de aquella duenya de tales palavras: << Fet implir una jarra de aquella sangre e dada a la madre del emperador>>. E no queriendo tomar la dita jarra, la duenya dixo tales palavras: << Assí como tu fillo ha implido de sangre aquellos que me adoravan e no pensó que de tal cosa viene a Dios, mi fillo, de enviar su ira sobre él >>. E aquesta maravillosa visión vista, la madre del emperador de continent lo contó a su fillo, monestando e pregándolo que se tirás de la dita eresia. Mas aquel mesquino, sordo de las orellas del coraçón, romanió sin penitencia. Encara en aquel tiempo a un otro pareció en suenyos aquel santo patriarca Tarasio. Clamava a uno que dizian Micali e mandávale: << Ves matar a León >>. E ya el dito Tarasio era, ya tempo havia, passado de aquesta vida terrenal a la vida celestial. La cual cosa e encara la prophicia del dito contemplador empaoriva el emperador e conturbava su coraçón. Mas el dito Micali, segunt havemos dito, el emperador lo mandó meter en fierros e diolo a uno que havia nombre Papía por meterlo en la presión de fierro. E él tenia las claves de los fierros dentro en su seno, no fiándose de ninguno. Mas toda aquella nueit el emperador de pienso no pudo dormir; e no sabiendo qué fer, se levantó del leito e fue a la cambra de Papias. E entrado, planament trobó Micali, que dormía en el leito de Papias, e Papias en tierra. Aquesto fizo Papias por fer honor e plazer al dito Micali, o por ventura sabia lo que le devia venir, o era participal en el tradimiento. E vidiendo aquesto el emperador, e cómo Micali dormía sin ningún pienso fuert, assi como si non fuesse en prisión ni a muert dapnado, tornose'nde sanyoso. E cuando se partía, menaçó con la mano e no lo sentió ninguno sino un servidor de Papias, el cual fizo semblant que dormía. E él vidia todo lo que el emperador fazia, cómo fue sanyoso e cómo menaçó a la partença. Partido el emperador de la cambra de Papías, aquel servidor espertó Micali e Papías, e contoles la venida del emperador e todo lo que havía fecho. E aquesto oído, havieron gran paor e fueron en penso cómo porían fuir a su furor. E estando en aquesto pienso cómo porían fuir a su furor, e estando en aquesto, Micali dixo a Papías: << Si tú quies, no solament escaparemos a la vida de peliglo mortal, mas encara fundaremos nostra intención>>. Papías dixo: << Fes como tú quieras, que só parellado seguir todo aquello que tú quieras >>. E en continent Micali escrívió a todos los nobles de sus participales e jurados enviándoles dizir con menazas que, si no venían a él tantost aquella ora por complir su entención (que aquel ora era tempo assí como lo havían ordenado), que antes que muriés lo escobriría todo al emperador e que no havría mal él solo. E dio aquestas letras a Papías que tantost las enviás con un servidor suyo a todos los de su liga. Aprés, mostrada a ellos la letra e ditas palavras, aprés ordenaron que todos se vistiessen de ropas de clérigos, e cada uno cuchiello dius, e fuessen todos al palacio antes que fues día. E assí fue feito. E féndose terça, la ora matutinal, seyendo venidos los cantores e officiales de la capiella imperial, como clérigos e seyendo dentro, pasáronse a los cantones de la capiella, do no se podían bien veyer. Los clérigos començaron el officio e, haviendo ya dito la meitat, el emperador vino a la capiella. El cual se preciava de cantar e puyar sobre los otros, pensando haver la millor voç. E súbitament sallieron aquellos traidores con los cuchiellos en sus manos; e el emperador fuyó enta el altar e, seguido por ellos, fue muerto de muitos colpes. Aprés le tallaron la mano, e aprés la cabeça, e lo estruyeron entro a las tripas. E duró su imperio sin misericordia sin piedat VII anyos e v meses.

Bibliografía[editar | editar código]

Miguel A.Ladero Quesada: Historia Universal-Edad Media Vol II. Vicens Vives.


Predecesor:
Miguel I Rangabé
Emperador d'o Imperio bizantín
813-820
Succesor:
Miguel II